¿Eres adicto a las deudas?

August 30, 2021

¿Has pedido dinero prestado a amigos, familiares o instituciones financieras y nunca lo devuelves?, ¿tus ingresos te los acabas en poco tiempo y no sabes a dónde se va tu dinero?, ¿sufres remordimientos por esas compras compulsivas de cosas o servicios que no necesitabas?, ¿te has llegado a enfermar por el estrés que te causan las deudas?

Si te viste en alguna de las preguntas anteriores o conoces a alguien con esas características, es probable que estés ante una afición descontrolada a deber dinero, es decir, una adicción a las deudas, cuyas consecuencias pueden ser: incapacidad para acceder a préstamos con bajas tasas de interés, llamadas de los departamentos de cobranza y, por supuesto, una vida llena de estrés.

enganchado-deudas

Sean cuales sean las razones por las cuales no puedes dejar de endeudarte, te invitamos a que hagas un reconocimiento del problema al estilo del programa de 12 pasos de Alcohólicos Anónimos, aunque aquí lo simplificamos a cuatro: 

1.- Admite que tu vida se ha vuelto ingobernable por las deudas

Ya sea por orgullo o cualquier otro motivo, muchas personas adictas a las deudas no reconocen que tienen un problema aún viviendo en carne propia las consecuencias. 

Por ello, el primer paso debería ser admitir que las deudas te han llevado a vivir una vida más infeliz e intranquila, a tal punto que has descuidado facetas muy importantes como la convivencia con familiares, amigos o tu pareja.

2.- Realiza un sincero y minucioso examen de conciencia de tus deudas

Algo esencial para empezar a salir de las deudas es conocer a detalle cuáles son y los intereses que estás pagando. Esto no solo te ayudará a saber qué tan grave es tu dependencia a las deudas, si no para que comiences a detectar las conductas que han provocado el problema que hoy vives. 

lista-deudas

¿Usas en exceso tus tarjetas de crédito?, deja de usarlas y escóndelas si es necesario. ¿Te endeudas porque siempre olvidas la fecha límite de pago?, comienza a utilizar aplicaciones y agendas que te recuerden tus obligaciones financieras.

3.- Reparamos las deudas

Ya que identifiques tus deudas y los motivos que las provocan, el siguiente paso es diseñar y aplicar estrategias que te permitan pagarlas. Pero ninguna estrategia será efectiva si no comienzas a practicar hábitos básicos de una buena salud financiera, como ahorrar para imprevistos o planificar un presupuesto que te permita apartar dinero para pagar tus deudas y brindar un mejor destino a tus ingresos. 

En este blog hemos recomendado algunas estrategias como la Bola de Nieve, en la que se sugiere pagar tus deudas empezando por la más pequeña; o la Avalancha, que aconseja liquidar primero la deuda que te cobra más intereses. Conoce más detalles aquí.

4.- Practicamos principios y llevamos el mensaje a otras personas

Cambiar tus hábitos hacia una vida sin deudas ejerce efectos emocionales y psicológicos más duraderos que la felicidad instantánea de comprar en un centro comercial o la borrachera de pagar con una tarjeta de crédito a sabiendas de la resaca a la que deberás hacer frente tarde o temprano. 

bienestar-largo-plazo

Expertos en psicología han corroborado múltiples beneficios de no tener deudas: reduce la ansiedad, fomenta una mayor autoestima y mejora nuestra toma de decisiones al haber menos estrés por deber dinero.

¿Qué otros consejos recomendarías para salir de la adicción a las deudas? ¿Te gustó el artículo? ¡Compártenos tus comentarios!



Autor de la entrada:

Andrés Gallegos

andres.gallegos@yotepresto.com

Últimas entradas