¿Cómo ayudar a alguien en apuros financieros?

September 13, 2021

Supongamos lo siguiente: una persona pide platicar contigo sobre un asunto muy importante y te confiesa que no le alcanza para pagar la luz o el agua, tiene miedo de perder su trabajo o le recortaron sus ingresos, asegura que no sabe en qué se gasta su sueldo, te habla de su familia y al final te lanza la petición: necesita que le prestes dinero.

O seguramente sabes de casos de familiares o amigos con problemas financieros: perdieron su trabajo, el negocio va mal, hicieron demasiadas apuestas, los intereses de sus tarjetas se comen sus ingresos o están estresados porque algún departamento de cobranza les amenazó con embargarles su patrimonio.

apuros-financieros

Si reconoces alguna de estas situaciones, seguramente te sientes con el deber moral de solidarizarte y apoyar a aquellos a quienes amas. Sin embargo, para ayudar de manera efectiva a ese hermano o compadre endeudado, necesitas tener claras algunas cosas si no quieres hacer cosas buenas que parezcan malas y aquí te las decimos.

1.- Sé empático

Ponerse en los zapatos del otro es muy importante. En estos tiempos de crisis por el COVID-19, muchas veces la persona acumuló deudas por motivos que escapan a su control: perdió el trabajo, su negocio bajó sus ventas por las restricciones sanitarias o tuvo una emergencia médica que debía liquidar de inmediato. 

Recuerda que tú también has pasado o puedes pasar por esas situaciones. Incluso, si las deudas de tu amigo o familiar se deben a un mal manejo del dinero, no lo juzgues o lo critiques, escúchalo, deja que se desahogue y bríndale alternativas para que salga de esa mala situación.

zapatos-otro

2.- Evita prestar dinero

El primer impulso para ayudar a alguien con problemas financieros es darle el préstamo que te solicita, si tienes el dinero. ¡Mucho cuidado!, recuerda que si tu amigo o familiar está endeudado por no saber manejar tus finanzas, puede terminar quedándote a deber, aprovechando el vínculo emocional que tiene contigo a sabiendas de que no serás tan severo a la hora de cobrar como las instituciones financieras tradicionales. 

En lugar de ello, brinda un respaldo más duradero: comparte tu experiencia manejando tus finanzas y sé franco acerca de los errores que cometiste y cómo los superaste, sugiérele que se informe en blogs de finanzas personales como el que estás leyendo e, incluso, ayúdale a encontrar un trabajo o ingresos extra.

Es probable que la otra persona se moleste al no darle dinero pero, a la larga, estarás tomando la mejor decisión para los dos. 

3.- Ayúdale a crear un presupuesto y ordenar sus finanzas

En este blog hemos sido muy insistentes en la necesidad de tener un presupuesto donde registres tus gastos e ingresos, ya que te permite identificar fugas de dinero, apartar montos para pagar deudas, recortar pagos de cosas que no necesitas y ver oportunidades para ahorrar de manera consciente y disciplinada.

ordenar-finanzas

Es muy posible que tu amigo o familiar endeudado no tenga este hábito, por lo tanto, invítalo a que adquiera la disciplina de ordenar sus finanzas. Puedes sentarte con él y, juntos, crear su presupuesto porque, además, puede que tú veas gastos innecesarios que él no esté tan seguro de poder eliminar.

4.- Recomienda herramientas financieras que le ayuden

Es casi seguro que una persona con apuros no quiera saber nada de bancos, préstamos o cualquier cosa que tenga que ver con finanzas. Eso es un error, ya que se estará privando de los beneficios de tener un buen historial crediticio y sin deudas, como acceso a tarjetas de crédito y préstamos con bajas tasas de interés. 

En vez de ello, recomienda a esa persona estrategias para salir de sus deudas, que descargue alguna app financiera gratuita que le ayude a organizar mejor sus finanzas o hazle saber que existen alternativas como la consolidación de deuda, que permiten ahorrar el pago de hasta la mitad de los intereses que cobran los bancos. 

ahorrar-intereses

5.- Sugiérele ayuda psicológica

En ocasiones, la persona que te comenta sus apuros financieros lo hace como un grito de auxilio. Está muy estresada, las relaciones con los seres queridos se deterioraron por la falta de dinero y, en suma, no sabe qué hacer. Por lo pronto, sugiérele alternativas para que pueda recuperar su salud mental: ir a consulta con un psicólogo, a grupos de Deudores Anónimos o actividades alternativas como la meditación.

Eso sí, cuida mucho de no enviarlo con personas sin formación certificada en temas de psicología y terapia o charlatanes que prometen “cambiar su vida” a cambio de miles de pesos por cursos o programas. 

¿Te gustó el artículo? ¿Qué otros consejos nos sugieres añadir? ¡Compártenos tus comentarios!


Autor de la entrada:

Andrés Gallegos

andres.gallegos@yotepresto.com

Últimas entradas