Enfrenta la cuesta de enero desde ya

October 4, 2021

Hoy te parece lejana la fecha, pero faltan escasos tres meses para que se acabe este 2021 y, con ello, el inicio de la cuesta de enero, la época inicial del nuevo año donde estamos financieramente muy estresados, llenos de deudas por los gastos de las vacaciones de Navidad, las posadas decembrinas, los regalos y las ofertas promocionales de El Buen Fin.  

Además de las compras excesivas, te recordamos que el primer mes del año casi siempre hay un ajuste al alza de los precios de la canasta básica, y también tenemos que pagar gastos obligatorios como el impuesto predial o el refrendo vehicular. 

De acuerdo con una encuesta propia realizada a inicios de este año, seis de cada 10 mexicanos dijeron que sufrirían una cuesta de enero más complicada que la de 2020. Además, el 32.6% de los encuestados advirtió que no cumpliría con sus compromisos financieros por no tener ingresos suficientes o estar repletos de deudas. 

Lo anterior refleja una falta de previsión financiera para afrontar la cuesta de enero, por lo que en este artículo te invitamos a que, desde ya, te apliques, te prepares y ahorres parte de tus ingresos como precaución ante los gastos que se vienen. Las próximas semanas serán cruciales para que inicies el 2022 con dinero suficiente y sin deudas. 

Pon mucha atención a las siguientes fechas del calendario en los que se hacen muchos gastos:

1.- Buen Fin

Del 10 al 16 de noviembre se celebrará la undécima edición del Buen Fin, un evento de marcado carácter comercial y de consumo donde los negocios venden productos y servicios con descuentos importantes, ofrecen meses sin intereses, liquidan inventario, etcétera.

Según una encuesta de la empresa Mercado Libre, siete de cada 10 mexicanos van a comprar durante El Buen Fin. Durante el año pasado, cada usuario de tarjeta de crédito gastó en promedio mil 093 pesos, destinando la mayor parte del monto a comprar tecnología, ropa y calzado.

Antes de decidir cualquier compra en esa semana de promociones, te recomendamos examinar tus finanzas personales para saber si tienes la capacidad para adquirir o no ese objeto o servicio. Para ello, haz un balance de gastos e ingresos mediante un presupuesto. 

También te sugerimos evitar hacer compras excesivas con tus tarjetas de crédito, pues corres el riesgo de sobregirarse y que tu deuda sea impagable. Racionaliza tus compras y nunca hagas adquisiciones impulsivas de cosas que luego no vayas a utilizar. 

2.- El aguinaldo

Antes del 20 de diciembre, los empleados formales reciben un pago equivalente a un mínimo de 15 días de salario, siendo un derecho protegido por la Ley Federal del Trabajo. 

Sin embargo, sólo una minoría de los mexicanos utilizan este ingreso extra para ahorrar o liquidar sus deudas. Solo 28.9 por ciento lo utiliza para pagar sus pendientes financieros, según una encuesta de Yotepresto.com. Seis de cada 10 mexicanos usan su aguinaldo para compras navideñas, contra tres de cada 10 que lo ahorran, de acuerdo con Condusef. 

Por ello, te sugerimos que, si tienes la posibilidad de ahorrar el aguinaldo, hazlo. En esta entrada te damos todos los detalles de cómo puedes dividirlo, ahorrando al menos el 20 por ciento. Si lo vas a destinar a reducir tus deudas, te sugerimos pagar las de tus tarjetas de crédito primero, porque esas son las que más intereses te cobran. 

3.- Las posadas

Entre el 16 y el 24 de diciembre se celebran las famosas posadas: reuniones o fiestas donde se gasta bastante dinero en comidas, regalos para intercambio, piñatas con bolsas de dulces, preparar el ponche y los tamales, cervezas y otras erogaciones. 

Según estimaciones de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño de Servicios y Turismo (Canacope), un mexicano se gasta entre tres mil y cinco mil pesos en organizar una posada. Además, destina alrededor de 500 pesos por participar en una posada del lugar de trabajo, más 250 pesos en promedio por el regalo de intercambio. 

Además de los "kilitos" que se suelen ganar en estas celebraciones, debes tener mucho cuidado con tus gastos durante estas celebraciones. No vayas a todas las reuniones, reparte los gastos de la posada con varios amigos, omite la compra de cosas innecesarios, y recuerda que todavía estamos en pandemia, por lo que no acudas a fiestas muy concurridas. 

4.- La cena navideña y los regalos

La cena de Nochebuena y la llegada de Navidad es la festividad de mayor impacto económico en nuestros bolsillos. Según datos de la consultora Kantar, los mexicanos gastan cuatro mil 300 pesos en regalos y compran en promedio seis obsequios. Respecto a la cena navideña, se eroga desde 500 hasta cinco mil pesos en algunos casos.

Ahorra con anticipación previendo los costos de la cena navideña y crea un presupuesto para ello. Compara ofertas en varios establecimientos de los artículos que vayas a regalar antes de comprarlos. Pide a tus amigos y familiares que te ayuden a preparar el menú de esa cena o a llevar artículos necesarios para el gran convivio. Finalmente, compra con semanas de anticipación, antes de que los negocios suban sus precios con la cercanía de Navidad. 

¿Te animas a enfrentar desde ya la cuesta de enero con responsabilidad financiera?, ¿te gustó el artículo?, ¡déjanos tus comentarios!


Autor de la entrada:

Andrés Gallegos

andres.gallegos@yotepresto.com

Últimas entradas