¿Cómo funcionan los créditos revolventes?

October 5, 2021

Seguramente cuando escuchas por primera vez el término "crédito revolvente", te sonará a algo raro, inventado por las instituciones financieras o establecimientos comerciales para dejar vacíos tus bolsillos y endeudarte. Sin embargo, realmente se refiere a un producto financiero básico muy utilizado en nuestro día a día, pero que no todos manejan correctamente.  


Un crédito revolvente es básicamente un límite de crédito permanente, establecido por la institución financiera que te facilita el monto, que se utiliza de forma repetida y se renueva conforme vas pagando lo que usas.



El ejemplo más claro de un crédito revolvente es tu tarjeta de crédito. Tienes un límite que no puedes rebasar a riesgo de sobregirarte, dispones de parte de ese límite y puedes renovar la disponibilidad total de tu crédito si lo liquidas antes de la fecha límite de pago.


Otro caso de créditos revolventes son los plásticos que te aprueban las tiendas departamentales y de autoservicio. Repiten la misma dinámica que las tarjetas de crédito: un monto límite a utilizar que podrás renovar en su totalidad las veces que sean necesarias, siempre y cuando pagues mes con mes la parte de ese crédito que utilizaste. 


En contraparte, los créditos a plazo fijo son aquellos que sólo puedes disponer de ellos una sola vez, por ejemplo, las hipotecas. 




Saber utilizar un crédito revolvente es un respaldo que mejora y facilita el manejo de tus finanzas, siempre y cuando, nunca lo consideres como una extensión de tu salario. Las consecuencias de un uso inadecuado de este producto te pueden llevar a endeudarte sin control, con el estrés y la falta de ahorro que eso conlleva. Te detallamos algunas ventajas y desventajas: 


Ventajas


- Compras a meses sin intereses. Si no cuentas con dinero suficiente para pagar de contado. Eso sí, cuida de que sean sobre productos que vayas a usar en un mediano o largo plazo como muebles o equipos tecnológicos.



- Crédito por hasta 40 días. Si sabes exactamente tus fechas de pago y de corte, podrás financiarte por este tiempo, lo cual es muy bueno al momento de una emergencia.


- Evitas usar dinero en efectivo con los riesgos que esto conlleva, como perderlo por algún descuido o de sufrir algún asalto a mano armada.  


Desventajas


- Pueden salirse de control fácilmente. Si no eres 100 por ciento organizado con tus finanzas, puedes comenzar a atrasarte con los pagos, lo cual hará que tu deuda aumente de forma considerable, por los intereses que te cobrarán. Además, si los utilizas de forma descontrolada, tus créditos revolventes pueden llegar a ser impagables.



- Pueden bajar tu Score. A pesar de que la financiera te dio un límite de crédito, Buró te penalizará si gastas más del 50 por ciento de éste, ya que considerará que eres una persona que no conoce los límites. Además, si tienes más de dos de estos créditos, pensará que necesitas muchos mini financiamientos, lo cual tampoco es bueno para tu calificación crediticia.


- Los intereses son muy altos. Un crédito revolvente tiene intereses muy por encima de los que tienen otros créditos y, además, éstos son acumulables, es decir, te cobran interés sobre interés, lo que hace que si no pagas el total de lo que gastaste cada mes, tu deuda crezca muchísimo.


- Los pagos son complejos. Normalmente, un crédito revolvente te permite pagar un saldo mínimo, con el cual te libera parte del límite y puedes continuar usándolo. Pero, nadie te dice que pagar eso hará que los intereses se vuelvan impagables y que en realidad la idea es que saldes el total de la deuda cada mes, para evitar esto.


Reglas de oro para manejar créditos revolventes


1.- Úsalos como una forma de acceder a promociones o financiarte momentáneamente. 


2.- Págalos antes de la fecha límite de pago, para que no te cobren intereses.



3.- No dispongas de dinero en efectivo, ya que te cobran altas comisiones y mandas una mala señal a Buró de Crédito sobre el estado de tus finanzas. 


4.- Olvídate del pago mínimo, porque eso solo acumulará intereses. Lo mejor será pagar el total de la deuda al corte de tu crédito.


5.- Si tus deudas son altas,  no utilices tu crédito revolvente hasta que rehabilites tus finanzas. 


¿Cómo utilizas tus créditos revolventes? ¿Qué recomendaciones añadirías? ¡Compártenos tus comentarios!


Autor de la entrada:

Andrés Gallegos

andres.gallegos@yotepresto.com

Últimas entradas