5 señales de que tu dinero tuvo un Buen Fin

November 15, 2021

El Buen Fin 2021 finaliza y es el momento de hacer una revisión de tus finanzas personales para analizar si tu dinero tuvo buen destino o si te excediste en tus gastos. 



En este artículo te ayudaremos a identificar cinco situaciones que te permitirán saber si se te pasó la mano o no en tus compras del Buen Fin. Recuerda que vienen las fiestas navideñas y de fin de año, y mientras más endeudado estés ahora, la temida cuesta de enero te afectará más de lo que te imaginas:

1.- Solo compraste lo que necesitabas

Sabemos que somos muy insistentes en la necesidad de que planifiques tus gastos elaborando un presupuesto en el que apuntes las compras que vas a hacer y el dinero que vas a destinar. Pero si lo hiciste y lo cumpliste, tienes una gran ventaja respecto a quienes decidieron gastar sin un plan predeterminado.  

Si eres de los que usaron el Buen Fin solo para comprar productos y servicios que necesitabas o tenías contemplados desde semanas o meses atrás, ten la seguridad de que actuaste de manera correcta y tus finanzas personales están estables.

Si se te pasó la mano y compraste tanto a tal punto de que ya tienes problemas con tu dinero, reduce drásticamente tus gastos de Navidad y Año Nuevo y utiliza tus futuros ingresos, incluyendo parte del aguinaldo, en pagar las cuentas del Buen Fin. Mejor salda tus deudas antes de que tengas más y se vuelvan impagables.

2.- No gastaste más del 30 por ciento de tus ingresos mensuales

Tuviste un Buen Fin si tus compras, ya sea de contado o en plazos mensuales, se saldaron con máximo el 30 por ciento de tus ingresos del mes, ya que este límite evitará que te sobreendeudes y afectes tu historial de crédito. 

Si perteneces a este grupo de personas que gastan de manera juiciosa y sin excesos, ¡muchas felicidades! 

Si te sobrepasaste, ajústate al porcentaje recomendado haciendo algunos sacrificios financieros: no acudas a todas las posadas decembrinas a las que te inviten, bájale un poco al dinero que pensabas destinar a comprar regalos o limita al mínimo tu presupuesto para salidas al cine o comidas en restaurantes durante unos dos o tres meses, para destinar el dinero extra que gastas en estas fechas a ahorrarlo. 

3.- Conservaste al menos una parte de tu aguinaldo

La tentación de gastar de más en el Buen Fin crece, sobre todo, si eres un trabajador que recibirá aguinaldo antes del 15 de diciembre. La certeza de ese dinero te puede llevar a consumir en exceso, al fin y al cabo, “pagaré con lo que me den de aguinaldo”. 

Esto es un error, ya que tu aguinaldo no debe destinarse en su totalidad a compras. En yotepresto.com, te recomendamos la siguiente distribución de ese ingreso extra:

- 30 por ciento para deudas.

- 30 por ciento para estilo de vida (aquí entran los regalos y gustitos que te diste en El Buen Fin).

- 20 por ciento para ahorro e inversión.

- 20 por ciento para afrontar la cuesta de enero. 

Por fortuna, cada vez más personas como tú son conscientes del uso responsable de esta prestación. Según una encuesta propia, ocho de cada 10 mexicanos reservan parte de ese dinero para la cuesta de enero y realizan un presupuesto para gastarlo de forma responsable. 

Si ya utilizaste todo tu aguinaldo en compras del Buen Fin, perdiste una gran oportunidad de utilizar ese dinero sobrante en tu futuro. Pero no todo está perdido, “recupera” ese aguinaldo de tus próximos ingresos salariales mensuales, apartando al menos un 10 por ciento, y no toques ese dinero, mejor inicia tu fondo de ahorro para emergencias. 

4.- No abusaste de los meses sin intereses

Seguramente en estos días compraste algún artículo o varios a meses sin intereses con tu tarjeta de crédito. Por supuesto, es muy atractivo pagar algún artículo caro en meses sin que tu banco te cobre dinero extra. Pero estas ofertas también representan riesgos.

Estas son algunas de las señales de que abusaste de este tipo de promociones:

a). - Compraste tantos artículos que, al sumarlos, superan tus ingresos mensuales o consumen la mayoría de tu presupuesto, generándote estrés, ansiedad y dificultades económicas dentro de tres, seis, 12 meses o el tiempo que tardes en pagar tus consumos.

b). - Adquiriste productos perecederos o bienes que ya no estarán disponibles cuando los termines de pagar. Siempre usa los meses sin intereses para productos de larga duración como electrodomésticos o muebles. 

c). - Hiciste compras con varias tarjetas de crédito, corriendo el riesgo de olvidar la fecha límite de pago de alguna de ellas. 

Si ya tienes varias adquisiciones a meses sin intereses, es hora de tener disciplina y constancia: anota en una agenda las fechas límite en las que debes hacer los pagos y NUNCA las olvides. Si por alguna situación puntual no pagaste a tiempo alguna o varias mensualidades, pero tienes buen historial crediticio, utiliza la consolidación de deuda para liquidar menos intereses a los bancos.

5.- Comparaste antes de comprar

Si tienes el hábito de revisar precios en diversos establecimientos antes de comprar, ¡bien hecho! Esto te ayudó a identificar buenas promociones y sacarle más provecho al dinero destinado a las compras, además de ayudarte a no gastar por impulso.

Ahora bien, si no hiciste esa comparativa tuviste más posibilidades de pagar descuentos y promociones que en realidad no lo eran por la falta de información a la hora de comprar. Para las fiestas decembrinas, date un tiempo para comparar costos.

¿Te gustó la entrada?, ¿qué otras buenas acciones hiciste durante el Buen Fin?, ¡déjanos tus comentarios!


Autor de la entrada:

Andrés Gallegos

andres.gallegos@yotepresto.com

Últimas entradas