¿Cuándo te conviene pedir un préstamo?

September 27, 2021

Solicitar un préstamo es una decisión financiera importante que hay que tomar en algún momento de la vida. Es un compromiso de meses o años que, si lo tomas a la ligera o sin reflexionar, puede ocasionar problemas no solo en tus finanzas, si no en tu vida diaria.

En este artículo te invitamos a reflexionar detenidamente esta pregunta: ¿cuándo es conveniente pedir un préstamo? Ya sea que lo destines a consolidar deudas, incrementar tu patrimonio o adquirir esa casa que llevas años soñando, hay que elegir bien el momento para que ese crédito que pidas sea una catapulta para tus finanzas y no una losa.

Aquí te dejamos tres cuestiones fundamentales para saber si debes o no pedir un préstamo:

1.- ¿Tienes ingresos suficientes para pagar el préstamo? 

Recuerda que cada mes deberás abonar parte del capital que te prestaron, por lo que, si tienes poca capacidad de pago, el remedio será peor que la enfermedad. Expertos recomiendan que el presupuesto que destines a pagar tus deudas sea de máximo 30 por ciento de tus ingresos, para evitar sobreendeudarte. 

2.- ¿Para qué lo requieres?

Lo recomendable es usar un crédito para adquirir bienes de larga duración como una vivienda o un automóvil. También para emergencias graves como la enfermedad de algún familiar o para ahorrarte intereses de tarjetas o préstamos mediante la consolidación. Recuerda que hay deudas buenas y malas, así que antes de adquirir una te recomendamos reflexionar sobre esto.

3.- ¿Cuánto te cobrarán? 

Muchas veces, las personas no planifican o se dejan llevar por las presiones y aceptan créditos con altas tasas de interés. Por ello, te invitamos a comparar en, al menos, cuatro instituciones distintas, con el fin de que escojas el préstamo que más te convenga.

Si después de leer eso, decides que sí puedes pedir el crédito, aquí te dejamos algunos consejos para saber si te conviene o no pedirlo, dependiendo del tipo:

1.- Crédito automotriz

Entre las ventajas de adquirir un financiamiento para un coche se encuentra la baja tasa de interés promedio anual que manejan, la cual, según Banxico es del 13.9 por ciento. Además, regularmente cuando adquieres uno de estos créditos, la financiera te incluye el seguro para el auto durante todo el plazo, por lo que no tendrás que preocuparte por ello.

Solo asegúrate de que la institución con la cual adquieras el crédito te permita adelantar pagos sin penalización, tenga pocas comisiones, por ejemplo, puedes buscar uno que no tenga comisión por apertura; y que maneje una tasa de interés igual o menor a la promedio que ya te comentamos.

Recuerda que jamás será buena idea adquirir un préstamo caro, así que compara y asegúrate de tener un buen enganche y tramitarlo al menor plazo posible, eso hará que la institución pueda otorgarte mejores condiciones.

2.- Hipotecas

Si tu sueño es tener una casa, estos créditos son una gran opción si tu historial crediticio es muy bueno y tus ingresos son estables durante años. La tasa promedio de una hipoteca es de 10.34 por ciento, según Banxico, más baja que otros créditos. Además, adquieres un bien inmueble cuyo valor puede crecer con el tiempo o puedes generar ingresos adicionales poniéndolo en renta. 

Te convendrá adquirir uno de estos créditos, siempre y cuando, las comisiones sean bajas y la institución te permita dar pagos anticipados y abonos a capital, ya que así podrás usar aguinaldos o bonos para bajar tu deuda.

En contraparte, no aceptes el préstamo si la financiera te penalizará por hacer pagos adelantados, ya que eso solo te amarrará de por vida a ella. Además, recuerda que un préstamo hipotecario debe ser con tasa fija, si te ofrecen una variable no lo tomes, ya que esto puede hacer que termines pagando muchísimo más de intereses.

3.- Crédito para pagar deuda

Si tienes deudas de dos o más tarjetas de crédito o préstamos y requieres reducir el pago de los intereses, te será muy conveniente pedir un préstamo para consolidación de deuda, el cual te permitirá pagar tus adeudos actuales, idealmente con una tasa de interés mucho más baja que la que tienes en este momento.

Recuerda que un préstamo para consolidar tus deudas debe ayudarte a ahorrar, así que si te ofrecen uno con muchas comisiones y una tasa apenas por debajo de la actual, puede que no sea buena idea aceptarlo.

4.- Crédito para negocio

Solicitar un crédito para negocio es de gran ayuda si tienes una empresa en crecimiento, con ingresos fijos y al alza, ya que te permitirá ejecutar acciones productivas como ampliar tu local, contratar empleados, adquirir maquinaria o digitalizar tu negocio.

Sin embargo, no recomendamos un crédito si tu empresa no genera las ganancias suficientes para pagar sueldos, gastos operativos y otros rubros esenciales. Si quieres iniciar un negocio desde cero o eres un emprendedor, tampoco es la mejor opción: mejor recurre a tus ahorros o a la familia, o existen productos especializados como los préstamos a fondo perdido. 

¿Te gustó el artículo? ¡Compártenos tus comentarios!

Autor de la entrada:

Andrés Gallegos

andres.gallegos@yotepresto.com

Últimas entradas