¿Cómo financiar un viaje?

June 20, 2022

En esta temporada de vacaciones, probablemente piensas en llevar a cabo un viaje a un destino nacional e internacional que llevas mucho tiempo posponiendo. 

Sin embargo, viajar cuesta dinero y representa un gasto importante para la gran mayoría de los mexicanos, por lo que a continuación te ofrecemos algunas alternativas para financiar tu próximo trayecto. 

1.- Ahorros

Piensa con anticipación el destino al que vas a ir de vacaciones y junta una buena cantidad de dinero para costear el viaje sin endeudarte con créditos. 

Para tener el dinero suficiente para viajar, aparta un porcentaje de tus ingresos y consígnalos en un presupuesto. Esto te permitirá saber cuánto necesitas y cuánto te hace falta para salir de viaje con el capital suficiente. 

En el presupuesto específico para tu viaje debes contemplar recursos para los siguientes apartados:

- Hospedaje: hotel, Airbnb, resorts, tiendas de campaña, hostales, etcétera.

- Restaurantes, fondas, cafés y otros sitios de comida. 

- Transporte: vuelos de avión, autobuses, taxis o plataformas de transporte privado como Uber. 

- Alimentos: botellas de agua, fruta, botanas, etcétera. 

- Artículos de higiene y limpieza: pasta de dientes, desodorante, perfume, jabón. 

- Gastos imprevistos: te damos más detalles de este apartado posteriormente.  

Recuerda que debes hacer el ejercicio de comparar precios para gastar lo mejor posible, sin que esto signifique sacrificar la diversión y el disfrute de un buen viaje. 

2.- Mediante una agencia de viajes

Contratar una agencia de viajes es una gran opción si no quieres o no tienes tiempo de planificar una ruta o excursión, pensar en hoteles para hospedarse o cuál restaurante es mejor para comer. 

Una empresa de este tipo te ayudará con la preparación de tu viaje y en la mayoría de los casos te llevará de la mano por los sitios más conocidos del destino que quieres visitar. También te auxiliará respecto a los documentos o trámites que debes hacer si viajas a otro país. 

Sin embargo, una agencia te puede limitar demasiado si eres un viajero inquieto y que gusta de conocer muchos sitios sin seguir un itinerario. 

Además, debes tener cuidado con la agencia de viajes que contrates, ya que existen casos de fraude por proveedores que incumplen sus términos y condiciones. Puedes revisar y denunciar a las empresas fraudulentas en la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

3.- Usando la tarjeta de crédito

Hacer las compras de tu viaje con tu tarjeta de crédito no es lo mejor ni lo más recomendable, porque la deuda se te puede disparar y puedes sobregirarte, lo que te provocará pagar muchos intereses si te atrasas en tu estado de cuenta. 

Sin embargo, existen algunas tarjetas de crédito que te ofrecen promociones y descuentos al usarlas durante un viaje. Algunos de esos beneficios son:

- Millas por ser viajero frecuente que puedes usar como descuentos en futuros trayectos.

- Acceso a las salas VIP de aeropuertos. 

- Algunas tarjetas tienen seguros médicos, contra accidentes, o pólizas que te protegen en caso de perder el equipaje o se retrase un vuelo.

- Descuentos y puntos acumulados al hospedarte en determinados hoteles. 

- Servicio de concierge para visitar los mejores sitios de un destino. 

En resumen, si vas a utilizar la tarjeta de crédito, revisa que tu plástico tenga alguno de los elementos antes mencionados y contempla los siguientes tips:

- No gastes más del 50 por ciento del límite de crédito.

- Acumula el dinero suficiente para hacer frente a los pagos de tu tarjeta, ya que éstos generan más intereses que un préstamo personal. 

4.- Préstamos

De acuerdo con una encuesta de yotepresto.com, el 52 por ciento de los mexicanos ha solicitado al menos una vez un crédito para financiar sus vacaciones.

Como puedes comprobar, utilizar un préstamo para vacaciones es algo más común de lo que parece, pero tampoco es lo ideal: tu primera opción para financiar un viaje debería ser planificar con anticipación, ahorrando durante semanas o meses.

Pero si realmente necesitas hacer el viaje y no tienes recursos, puedes pedir un préstamo siempre y cuando cumplas las siguientes condiciones:

a) Tu historial crediticio es lo suficientemente bueno como para aspirar a financiamientos con bajas tasas de interés y plazos cortos. 

‍b) Tus ingresos superan tus gastos cada mes, lo que te permite tener dinero para afrontar los pagos del crédito. 

Evita aceptar créditos exprés con altas tasas de interés y busca una opción con tasa baja y fija. 

¿Cuáles son los gastos imprevistos de un viaje?

Un gasto imprevisto es una erogación extra que no se contemplaba hacer en un principio. Durante las vacaciones, esta práctica se vuelve más frecuente y puede acrecentar tus deudas, sobre todo si aplicas el famoso "tarjetazo", es decir, hacer compras excesivas con tu tarjeta de crédito. 

Estos son algunos de los gastos imprevistos que suelen darse en un viaje:

1.- Gastos médicos

Las indigestiones por el exceso de comida, una intoxicación alimentaria, alguna infección respiratoria, algún piquete de insecto, golpes o fracturas, o los efectos del jet-lag al viajar a otro país, son erogaciones que suelen hacer los viajeros y no se contemplan en un inicio.

Por ello, te conviene contratar algún seguro médico que contemple la atención sanitaria fuera de la ciudad o país donde vivas. 

2.- Cancelaciones de vuelos y exceso de equipaje

Las personas que viajan en aviones suelen hacer alguno de estos gastos. En el caso de las cancelaciones de vuelos, en ocasiones las aerolíneas suelen cambiar los horarios o suspender viajes por mal tiempo, lo que ocasiona erogaciones extra como comprar comida en el aeropuerto o pagar una noche de hospedaje extra.  

Respecto al equipaje, muchas aerolíneas te cobran dinero adicional si excedes determinado peso en tus maletas. Si no quieres hacer este gasto, te puede convenir viajar ligero, es decir, llevar solo lo indispensable. 

Además, existe la posibilidad de que alguna aerolínea pierda o dañe tu equipaje, por lo que si no tienes un seguro de viaje -muchas tarjetas de crédito especializadas para viajeros cuentan con esa póliza- tendrás que repararlo con tu dinero.   

3.- Propinas

Muchos trabajadores relacionados con el turismo contemplan las propinas como parte de sus ingresos habituales. Aún sabiendo esto, muchos viajeros no destinan parte de su presupuesto a este rubro.

Recuerda que si vas a restaurantes, lo más probable es que tengas que darle propinas a los meseros. En los hoteles, hay "botones" o personas que te ayudan a cargar tu equipaje que esperan recibir un dinero extra por ayudarte. Otros trabajadores que también suelen recibir propinas son los guías turísticos o los taxistas. 

4.- Gastos en telecomunicaciones

Contratar un plan para hacer llamadas de larga distancia y mandar mensajes desde tu celular, o tener internet móvil en otro país para mantenerse en contacto mediante las redes sociales o subir fotos del viaje en tiempo real, son gastos extra que muchas veces no se toman en cuenta en principio. 

5.- Transporte 

Si eres un turista que no gusta de seguir a rajatabla itinerarios o rutas predeterminadas, tendrás que hacer gastos extra en transporte, por ejemplo, comprar vuelos adicionales o boletos de autobús, pagar un servicio de transporte privado o rentar un vehículo. 

6.- Souvenirs, ropa y otros gustos 

Existe la tentación de adquirir camisetas, tazas, artesanías u otros recuerdos para regalar a amigos, familiares o conocidos, pero muchas veces son "gastos hormiga" que afectan tus finanzas. Lo ideal sería contemplar una pequeña parte del dinero que destinarás a tu viaje en este rubro. 

Otro gasto imprevisto es la compra de ropa que no planificaste llevar en un principio, por ejemplo, un traje de baño para la playa o una chamarra en un lugar donde no pensabas que hacía mucho frío. 

Te mencionamos otros gastos hormiga típicos de la época de vacaciones:

- Alimentos chatarra (botanas, refrescos).

- Spa y otros servicios que no venían en el paquete "todo incluido" de tu hospedaje de hotel. 

Tips para ahorrar en tu próximo viaje

La diversión y el descanso no están peleados con el ahorro. Puedes preservar tus finanzas personales y evitar que tus próximas vacaciones sean la causa de una gran deuda futura siguiendo alguno o varios de estos consejos: 

- Elige hospedajes comparando precios. Puede haber opciones en Airbnb que sean más accesibles y mejores que elegir un hotel, por ejemplo. 

- Puedes encontrar mejores precios en mercados municipales y restaurantes locales en lugar de los restaurantes de lujo o de cadena.

- Explora los sitios turísticos de la ciudad donde vives o lugares cercanos. Puedes encontrar el descanso sin necesidad de desplazarse largas distancias o pagar grandes sumas de dinero en hospedajes. 

- Si tienes amigos o conocidos en el lugar al que vas a ir a vacacionar, puedes pedirles quedarse en su casa. 

- Vende cosas de segunda mano que ya no utilizas o recurre a un trabajo breve de forma independiente para aumentar tus ingresos y costear tu viaje. 

- Apégate a un presupuesto y no te salgas de él.

¿Qué estrategias has utilizado para financiar tus viajes? ¿Te has endeudado para pagarte unas vacaciones? Déjanos tus comentarios. 

Últimas entradas

Obtén tu préstamo con una tasa desde 8.9% anual

Cotiza tu préstamo