¿Cómo dejar de depender de los créditos revolventes?

October 5, 2021

Disponer de un crédito revolvente mes a mes para afrontar tus gastos puede ser, en principio, algo muy atractivo para tus finanzas. Por ejemplo, usas una tarjeta de crédito con un límite de 15 mil pesos y te preguntas “¿por qué no utilizar todo ese monto para mis consumos?”.  


Sin embargo, debes tener cuidado en el manejo de estos créditos, ya que sus tasas de interés son mayores que las de un préstamo personal o un crédito automotriz y corres el riesgo de endeudarte. 



Además, depender de estos créditos para sacar adelante los gastos diarios puede ser un gran riesgo por dos asuntos:


  • El dinero no es tuyo y tendrás que devolverlo tarde o temprano. Si no lo haces, te endeudarás.  


  • Si los usas con demasiada frecuencia y sin planificar, destinarás mucho dinero en liquidar los créditos y quedar bien con las instituciones financieras, quedándote sin recursos para ahorrar y generar un fondo de emergencia. 


A continuación, te brindamos algunos consejos útiles para evitar que tu presupuesto mensual o anual esté atado a tus tarjetas de crédito:


1.- Elabora un presupuesto y vuélvelo un hábito


Hacer un presupuesto te ayudará a ordenar tu vida financiera: identificarás fugas de dinero y gastos hormiga, sabrás a detalle cuáles son tus ingresos y cuáles son tus gastos, podrás identificar dinero sobrante para ahorrar y te ayudará a ponerte al corriente en todos los gastos, incluyendo los de tus créditos revolventes. 


¿Cómo hacer un plan de este tipo?, arma una lista en la que anotes lo siguiente: 


- Tus ingresos fijos, ya sea que recibas un salario quincenal o mensual, te paguen de manera independiente o comisiones por ventas si eres comerciante. 


- Tus gastos como los recibos de luz, agua, teléfono, la renta de la vivienda, colegiaturas, suscripciones a servicios de streaming y, por supuesto, las mensualidades de tus créditos. 


- Resta los gastos de tus ingresos y podrás identificar qué tan bien o mal van tus finanzas, por lo que podrás tomar decisiones muy importantes como cortar gastos o apartar más dinero para deudas que requieran ser pagadas de inmediato.


2.- Paga más del mínimo


Ya identificaste tus ingresos y ganancias al hacer tu presupuesto, además ya tienes una idea clara de cuáles son tus deudas. Así que comienza a hacer un plan de pagos para poder saldarlas, lo cual podrás hacer si comienzas a pagar más del mínimo, idealmente el mínimo para no pagar intereses.


Puedes hacer esto con tu presupuesto, ya que ahí reconocerás los gastos innecesarios y, una vez que los elimines, podrás comenzar a destinar ese dinero a tus tarjetas de crédito y a otros gastos que antes cubrías con ellas.


3.- Busca alternativas para mejorar tus ingresos


Si tus gastos superan tus ingresos y requieres ganar más dinero para pagar las facturas, considera hacer algunas acciones que te lleven a tener más recursos financieros disponibles:



- Busca un trabajo de fin de semana o desde casa que pueden ayudarte a hacerte de más ingresos.


- Vende cosas que ya no usas, como ropa o electrodomésticos.


- Toma algún curso que te permita aumentar tus habilidades y, a corto o mediano plazo, aspires a subir tu sueldo.   


4.- Ahorra ya


Aunque es un hábito que está al alcance de nuestra mano, se suelen poner excusas o pretextos para no ejecutarlo, sintetizados en una sola frase: "no me alcanza". 


Sin embargo, puedes iniciar con acciones pequeñas: guarda las monedas que te sobran tras comprar la despensa o, en cuanto recibas tus ingresos, destina mínimo entre 5 y 10 por ciento a tus ahorros, como si fuera una deuda más que tienes que pagar, solo que en este caso verás crecer tu dinero y, con ello, tendrás mayor tranquilidad para afrontar tus compromisos financieros. 


5.- Gasta sólo en cosas que necesites


La tentación de comprar cualquier cosa con un crédito revolvente está muy presente y los anuncios te invitan a usar todo tu límite con el alivio psicológico de que pagarás "a meses sin intereses", "con abonos chiquitos" o aprovechando el "mega descuento" de turno. Eventos como el Hot Sale, o El Buen Fin solo amplifican esta tendencia desaforada al consumo. 


¡Mucho ojo! Nuestra invitación no va en el sentido de dejar de usar tus créditos, ya que manejarlos de manera constante y responsable te permitirá un buen Score en Buró y acceder a mejores financiamientos. Gasta solamente en objetos o servicios que realmente requieres y evita endeudarte tanto que prácticamente dediques tu vida laboral y tus ingresos a liquidar los créditos revolventes, con el estrés que esto implica. 


¿Te gustó este artículo? ¿Qué otras recomendaciones has aplicado o te gustaría hacer? ¡Compártenos tus comentarios!


Autor de la entrada:

Elizabeth Mondragón

elizabeth@yotepresto.com

Últimas entradas