Cinco miedos financieros frecuentes, ¿cómo superarlos?

October 25, 2021

Las finanzas están presentes en nuestras vidas desde que somos niños. Aprendimos el valor del dinero y cómo se intercambia por productos y servicios. Pero también crecimos con miedos financieros como consecuencia de errores que hemos cometido o visto en nuestros seres queridos, que nos dificultan avanzar hacia una vida financiera tranquila y ordenada.  

En esta entrada te describimos cinco miedos financieros muy comunes y cómo enfrentarlos, con la ayuda de Alicia Márquez Guízar, profesora del Departamento de Finanzas del Centro Universitario de Ciencias Económico-Administrativas (CUCEA) de la Universidad de Guadalajara (UdeG). 

1.- Miedo a las tarjetas de crédito

Las malas experiencias propias y ajenas en el uso de las tarjetas de crédito han ocasionado que muchas personas las odien y no quieran saber nada de ellas. 

En la mayoría de estos casos, la persona quedó endeudada al utilizar mal su plástico por falta de información valiosa que lo orientara a usar ese producto en su beneficio, menciona Alicia Márquez. 

“De pequeño sientes miedo al entrar a un lugar oscuro, en cuando prendías la luz y veías lo que hay, se te quitaba el miedo”, comenta. “Lo mismo pasa con las tarjetas de crédito, se elimina educándonos y comprendiendo que es solo un instrumento financiero”. 

Adquirir un mejor conocimiento de las tarjetas significa informarse sobre aspectos como sus tasas de interés anual o saber que hay plásticos que no cobran mantenimiento anual o están dirigidas a personas sin experiencia crediticia. También ayuda conocer la diferencia entre pago mínimo, pago para no generar intereses y pago total de la deuda. 

2.- Miedo al Buró de Crédito 

Este miedo se debe a una serie de falsas creencias que las personas tienen sobre Buró de Crédito. 

Por ejemplo, muchos creen que es una lista negra de malos pagadores, cuando en realidad Buró de Crédito registra datos sobre el uso de préstamos y créditos de cualquier persona. 

Para Márquez Guízar, el temor al Buró de Crédito se supera conociendo la herramienta. “Hay que saber cómo está tu Buró y entender que se puede ir limpiando poco a poco si tuviste deudas”, señala. 

“Mientras más pronto construyas un Buró sólido, más posibilidades de crecimiento financiero vas a tener”, complementa la académica de la UdeG.

3.- Miedo a tener metas de ahorro

¿Has escuchado frases como “mejor pobre pero honrado” o “a más dinero, más problemas”?, este tipo de ideas, heredadas de nuestros padres, tíos o abuelos, nos llevan a descartar el ahorro porque “no ganas lo suficiente” o por “la crisis que vive el país”, señala Márquez Guízar. 

Para superar este temor, desarrolla el hábito del ahorro poniéndote objetivos a corto, mediano y largo plazo, eso te dará confianza para ponerte metas de ahorro más ambiciosas. Puedes obtener dinero extra recortando gastos o buscando alguna fuente adicional de ingresos como un trabajo de medio tiempo.

Márquez distingue entre las metas de satisfacción inmediata y las metas de satisfacción duradera. Las primeras son “guardaditos” para objetivos pequeños, como ahorrar para ir a un concierto. Las segundas son para objetivos a largo plazo, como los ahorros para el retiro o un seguro de gastos médicos mayores. 

Al perder el miedo a tener metas de ahorro, empezarás a tener habilidad para guardar dinero enfocado a esas metas de satisfacción duradera, señala Márquez. 

4.- Miedo a invertir

El temor de los mexicanos a poner su dinero en inversiones se debe a dos paradigmas: la creencia de que invertir está al alcance de unos cuántos elegidos y el temor a caer en un fraude financiero.

Respecto al primer paradigma, “pensamos que invertir es solo para gente de mucho dinero, para quienes saben mucho de finanzas o quienes trabajan en bancos o casas de bolsa. Hemos permitido en México que invertir sea algo lejano, cuando no lo es”, explicó Alicia Márquez

Con relación al miedo a caer en un fraude, lamentablemente hay malas experiencias de estafas prometiendo “altos rendimientos” y ganancias exponenciales “sin salir de casa” o pirámides donde la víctima pone de su dinero esperando retornos que jamás llegarán. 

Para vencer este recelo, Márquez Guízar recomienda informarse sobre diversos instrumentos de inversión fáciles de entender en los que se puede participar desde 100 o 200 pesos, que se enfocan en diversos perfiles desde conservadores a agresivos, y disponibles desde la infancia con productos como "Cetes Directo Niños". 



5.- Miedo al retiro

Por lo general, este temor se manifiesta negándolo, mediante frases como “Dios proveerá” o “gasto ahora porque lo merezco y trabajo mucho”. En síntesis, la persona decide no ahorrar para su vejez porque le aterra pensar sobre su futura vejez.

Lamentablemente, hasta siete de cada 10 adultos mayores en México no pueden sostenerse con sus propios recursos y necesitan ayuda de familiares y amigos para vivir el día a día. Por ello, Alicia Márquez invita a “ponerte en un espejo y verte a ti mismo siendo un adulto mayor” para empezar a ocuparse del tema y ahorrar para el retiro.

¿Cómo puedo enfrentar estos miedos?

Para enfrentar cualquiera de los temores antes descritos, Márquez sugiere dos pasos indispensables:

1.- Aceptación:  de manera similar a un programa de Alcohólicos Anónimos, se reconoce el miedo mediante dos certezas: la primera es que ninguna persona nace aprendiendo sobre finanzas personales, por lo que todos estamos expuestos a cometer errores en el manejo del dinero. 

La segunda certeza es que las finanzas personales evolucionan y cambian, por lo cual algunos consejos paternales que recibiste sobre el dinero pueden ya no ser válidos hoy en día. 

2.- Disposición: enfrentar nuestros miedos financieros significa dejar de ver las finanzas como algo aterrador y verlas como lo que son: una caja de herramientas con diferentes usos que vamos utilizando conforme a lo que necesitemos. 

¡Te gustó la entrada! ¿Qué otros miedos financieros identificas? ¡Deja tus comentarios!


Autor de la entrada:

Andrés Gallegos

andres.gallegos@yotepresto.com

Últimas entradas