3 mitos sobre créditos y mujeres

 

 

En materia de créditos personales existen muchos mitos distintos. En este artículo desmitificaremos algunos que son, específicamente, sobre los créditos y las mujeres.

 

1.- Buró califica distinto por ser mujer

 

Muchas personas creen que cuando Buró de Crédito califica de forma diferenciada a hombres y a mujeres. Esto no puede estar más lejos de la realidad, ya que tu score tiene que ver, solamente, con la forma en que manejas tus créditos.

 

Buró de Crédito no baja tu calificación por ser mujer.

 

El mito de que tu calificación se ve afectada por su sexo es solo eso, un mito. Así que quédate tranquila y continúa pagando tus préstamos de forma regular y sin exceder el 50 por ciento del límite de tus tarjetas, acciones que sí contribuyen a mejorar o afectar tu score.

 

2.- Las financieras dan tratos diferenciados

 

Aunque es cierto que existen financieras que cuentan con créditos que son específicos para mujeres, que tienen ciertas ventajas como seguros médicos, esto no significa que sean los únicos que puedas solicitar o que si tramitas algún otro te lo nieguen.

 

No es forzoso solicitar los créditos destinados para mujeres.

 

Las instituciones, al igual que Buró, no diferencian entre hombres y mujeres a la hora de otorgar préstamos, ellas estarán más enfocadas en tus ingresos, egresos e historial crediticio, porque eso les dirá si pueden o no confiar en ti.

 

3.- Me ofrecen condiciones distintas

 

A pesar de lo que muchos piensan, no es verdad que las financieras den tasas más altas o plazos más cortos a las mujeres, porque no es motivo de riesgo ser o no mujer.

 

Compara las diferentes opciones de crédito a tu alcance.

 

Recuerda que para acceder a las mejores condiciones de crédito siempre debes comparar en, al menos, tres instituciones distintas y para poder acceder a ellas tu Score de Crédito e historial crediticio deben ser excelentes.

 

Además, si crees que por ser mujer te están ofreciendo un trato distinto o se te negó un crédito, puedes acudir a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y levantar una queja.

 

¿Te gustó el artículo? ¿Qué otros mitos crees que debemos tratar? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Facebook Comments