¿Cómo hago mi declaración anual?

 

Durante abril y mayo, las personas físicas deben presentar su declaración anual ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

 

Y como nadie te da un curso sobre cómo hacer este procedimiento, que, de no realizarlo, puede traerte muchos problemas, porque las autoridades te considerarán un evasor del pago, lo cual es un delito federal.

 

¿Quiénes tienen que presentar la declaración anual?

 

Bueno, ciertamente no todas las personas físicas tienen que hacer una declaración de impuestos, pero aquí te decimos cuándo sí estás obligado a presentarla:

 

Evita problemas. No presentar tu declaración de impuestos es un delito federal.

 

Si tuviste más de un patrón en el último año

 

¿Cambiaste de trabajo el año pasado o tienes o tuviste más de un trabajo? Entonces, tú sí debes presentar tu declaración anual.

 

Ingresos superiores a 400 mil pesos anuales

 

Haz la cuenta de cuánto ganas al año, antes de impuestos, si durante el año pasado tus ingresos superaron los 400 mil pesos, estás obligado a rendir cuentas ante el SAT.

 

Trabajadores independientes

 

Sin importar si tus ingresos superaron, o no, los 400 mil pesos el año pasado, si eres trabajador independiente, o freelance, debes presentar tu declaración de impuestos.

 

¿Cómo presento mi declaración anual?

 

Hay dos formas en que puedes rendir cuentas ante el SAT y aquí te las dejamos:

 

Si eliges que el contador de tu empresa la haga por ti, no podrás deducir.

 

1.- Por un intermediario

 

Si trabajas para una sola empresa, puede que el mismo que maneja la nómina presenta las declaraciones de los empleados de forma automática, lo cual es muy sencillo, porque así no tienes qué preocuparte por eso. Pero, de esta manera no podrás deducir gastos.

 

En caso de que quieras hacer válidas tus facturas para ahorrarte una cantidad en el pago de impuestos e, incluso, ser acreedor a un saldo a favor, pero no quieres hacer tú mismo la declaración, debes contratar a un contador que la realice por ti.

 

Si decides que un intermediario haga este procedimiento, solo asegúrate de que sea 100 por ciento confiable y que realmente la realice, ya que, como te dijimos al inicio, no presentar tu declaración puede traerte muchos problemas.

 

2.- Hazla tú mismo

 

Si eres de los que prefiere asegurarse de que la declaración esté correcta, no quieres pagarle a un contador para que la haga o, simplemente, quieres hacerla tú mismo, aquí te dejamos los pasos que debes seguir:

 

Tener todo a la mano hará mucho más fácil el proceso.

 

Asegúrate de tener todo a la mano

 

  • RFC.

 

  • Contraseña y/o e.firma vigente, para entrar a la página del SAT*.

 

  • Facturas de gastos a deducir.

 

  • Comprobantes de ingresos.

 

  • Número de cuenta CLABE.

 

*Si aún no cuentas con una contraseña o e.firma, puedes crear una en la página del SAT.

 

Haz tu declaración anual

 

 

  • Da clic en “Presenta tu Declaración Anual”.

 

  • Ingresa tu RFC y tu contraseña o e.firma (si no la tienes, debes crear una en la opción que te aparece abajo).

 

  • Una vez dentro, da clic en la opción “Presentar declaración”.

 

  • Si aún no has activado el Buzón Tributario, se te dará la opción de hacerlo, lo mejor será que lo actives.

 

  • Selecciona la opción “Declaración Normal” y el periodo que declararás.

 

  • Verifica que los ingresos a declarar estén correctamente precargados y seleccionados, normalmente tus recibos de nómina ya están listos.

 

Hacer tu declaración anual es más sencillo de lo que crees ¡inténtalo!

 

  • Si hay algún otro ingreso que no esté precargado, deberás cargarlo manualmente.

 

  • El paso siguiente son las “Deducciones personales”, el SAT tendrá algunas facturas precargadas, revísalas y, en caso necesario, agrega las faltantes.

 

  • En el paso “Determinación” debes revisar muy bien el resumen que se te presenta.

 

  • En la pregunta “¿Qué deseas hacer con tu saldo a favor?”, deberás seleccionar “Devolución” o “Compensación”, la primera significa que te devolverán completo tu saldo, mientras que la segunda significa que el dinero que sobre de un impuesto se destinará al adeudo de algún otro, si no adeudas se te regresará como si hayas elegido la primera opción.

 

  • Ingresa tu cuenta CLABE y banco, ahí se depositará tu saldo a favor.

 

  • Te preguntarán si tienes esquemas fiscales por informar o ingresos como préstamos, donativos o premios, los cuales están exentos del pago de impuestos.

 

  • Da clic en “Guardar” y revisa que todo es correcto.

 

  • Da clic en “Enviar tu declaración”.

 

  • Guarda o imprime el archivo que el sistema te arroja, porque es tu comprobante.

 

Saldo a favor

 

Si crees que eres acreedor a éste, dale seguimiento:

 

  • Ingresa al portal.

 

  • Da clic en “Devoluciones y compensaciones”.

 

  • Selecciona “Seguimiento de trámites y requerimientos”.

 

  • Ingresa tu RFC y contraseña o e.firma.

 

  • Selecciona “Mostrar solicitudes” y “Devolución automática ISR y ejercicio fiscal”.

 

En caso de cualquier duda, acércate al SAT para resolverla.

 

¿Te gustó el artículo? ¿Cómo presentas tu declaración anual? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Facebook Comments