¿Has tenido una “cita de dinero”?

 

“El dinero es un tabú en México”, así lo aseguró Alicia Márquez, académica de la Universidad de Guadalajara (UdeG), es por eso que muchos de nosotros evitamos hablar de eso cuando estamos saliendo o, incluso, cuando vivimos con alguien, lo que nos lleva a tener problemas financieros.

 

“No se habla de dinero, porque es un tabú”, Alicia Márquez, académica de la UdeG.

 

Según la académica, una de las mayores complicaciones cuando se habla de finanzas y pareja es que no conocemos al otro financieramente hablando, no sabemos qué deudas tiene o qué piensa, en general, sobre el dinero.

 

“La educación financiera de cada uno puede ser un problema, porque cada uno puede tener paradigmas distintos sobre el dinero y metas financieras personales distintas, también. Pero, como muy pocas veces hablamos de dinero, llegamos a casarnos o a vivir juntos y nos damos cuenta de que realmente no sabemos cómo es la persona financieramente y eso es empezar con el pie equivocado”, afirmó.

 

Para resolver esto, Márquez hizo algunas recomendaciones, aunque lo separó en dos escenarios distintos:

 

De novios

 

Si apenas estamos en una relación de novios, sin vivir juntos, pero vemos realmente un futuro con nuestra pareja, la académica hizo hincapié en que se tenga una “cita de dinero”, en la cual se harán tres preguntas fundamentales:

 

  • ¿Qué sabes y qué piensas sobre el dinero?
  • ¿Qué piensas sobre el ahorro?
  • ¿Qué piensas sobre las deudas?

 

Tener una cita en donde se hable de dinero, es fundamental.

 

“Estas tres preguntas son claves para conocer a nuestra pareja con relación al dinero. Hay que tener en cuenta que no está bien pensar que todo el dinero se debe ahorrar, así como tampoco está bien no ahorrar. Lo mismo para las deudas, no está bien endeudarse para todo, ni tenerles miedo”, aseguró.

 

Además, esta cita debe servir para hablar de las metas financieras personales que se tienen y, si no se tienen, comenzar a crearlas. Esto, permitirá saber en qué y cómo se deberán apoyar una vez que vivan juntos o se casen.

 

Esta “cita de dinero” no debe dejarse para el último momento, es decir, poco antes de comenzar una vida juntos, sino con tiempo, para así comenzar a ayudar al otro e, incluso, tomar juntos cursos sobre finanzas.

 

Viviendo juntos

 

Si ya vives con tu pareja, tu situación es muy diferente a la presentada en el punto anterior, ya que puede que uno de los dos, o los dos, esté siendo arrastrado por los problemas financieros del otro.

 

“Lo que recomiendo es tener lo mismo, una ‘cita de dinero’, o simplemente sentarse a hablar en familia y decir ‘tenemos problemas económicos, vamos a resolverlos’”, dijo Márquez.

 

En esta plática debemos hacer una lista de las deudas que se tienen, incluyendo a quién le debemos, cuánto, de cuánto es la mensualidad y la tasa de interés, con el objetivo de saber cuánto deben.

 

Apoyarse mutuamente es clave para mejorar las finanzas.

 

Además, también es recomendable anotar todos los gastos que se tienen, ya sean fijos, variables o esporádicos, junto con los ingresos, para saber si nuestros egresos son razonables o estamos sobrepasados.

 

Por último, la académica dijo que se debe platicar, en familia o pareja, sobre cómo pueden ayudarse mutuamente y qué tendrán que hacer para pagar deudas y comenzar un ahorro e inversión.

 

¿Te gustó el artículo? ¿Te animarías a tener una “cita de dinero”? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Facebook Comments