Casarte por bienes mancomunados puede afectar tu historial

 

Si estás pensando en casarte o estás a punto de hacerlo, puede que leer este artículo haga que tú y tu pareja reconsideren bajo qué régimen patrimonial desean casarse.

 

Y es que, más allá de si desean o no que lo que compren de ahora en adelante sea de ambos, casarse por bienes mancomunados puede poner en riesgo el historial de ambos.

 

Decidir el régimen patrimonial bajo el cual se casarán es muy importante.

 

¿Por qué?

 

Bueno, ahora compartirán todo y cuando decimos “todo” es TODO. Es decir que, si uno de los dos adquiere una gran deuda, ésta será de ambos, sin importar que solo uno haya acudido a la financiera a tramitarla.

 

Casarse por bienes mancomunados es compartir las deudas.

 

Así que, si quien se endeudó no puede continuar pagando o comete un fraude, no será su historial el único manchado, sino que el del otro también tendrá la nota negativa.

 

Por si esto no fuera poco, los despachos de cobranza también podrán tomarse la libertad de cobrarle a quien no tramitó el crédito y esto podría poner en riesgo su patrimonio, sin importar que lo haya adquirido antes del matrimonio.

 

Si alguno deja de pagar, el historial de ambos se verá perjudicado.

 

Entonces, ¿qué se recomienda?

 

Sabemos que en un matrimonio la confianza es lo más importante y que nadie se casa pensando que el otro puede adquirir una deuda impagable. Sin embargo, nada está escrito y puede ser que se tengan muchas complicaciones financieras en el futuro, por lo que es mejor no arriesgarse.

 

Por ello, para cuidar ambos historiales, lo más recomendable es casarse por bienes separados. Así, el patrimonio y el historial de ambos quedarán protegidos.

 

Esto, claro está, no quiere decir que no puedan compartir las deudas, ya que pueden tramitar créditos y cuentas mancomunadas, con el objetivo de juntar sus ingresos y que el dinero que les otorguen sea mucho mayor y, tal vez, con mejores condiciones. Solo asegúrate de que ambos estén 100 por ciento seguros de poder pagar.

 

Pueden compartir los bienes, sin poner en riesgo todo el patrimonio.

 

Además, si quieren compartir los bienes, pueden hacerlo poniendo todo a nombre de. Esto, les ayudará a compartir, pero la mitad del patrimonio estará protegida en caso de que uno de los dos se endeude y no pueda pagar.

 

Recuerda que la decisión sobre bajo cuál régimen patrimonial se casarán debe ser de ambos, siempre tomando en cuenta lo que sea mejor para los dos.

 

¿Te gustó el artículo? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Facebook Comments